Bacalao espiritual

Ingredientes

  • 500 g. de bacalao fresco (para desalar) o desalado.
  • ¾ de cebolla dulce y grande
  • 1 patata grande o dos medianas.
  • 1 zanahoria grande.
  • 1 diente de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco
  • Queso curado (mezcla de oveja y cabra)
  • 1/2 l. de bechamel: 450 ml de leche entera, 1 cucharada de harina, 2 cucharadas de mantequilla, aceite de oliva virgen extra, nuez moscada, sal y pimienta negra.

Preparación del bacalao espiritual

  1. Ponemos agua a hervir y, cuando esté en ebullición, incorporamos los lomos de bacalao desalado. Apagamos el fuego y lo dejamos enfriar dentro del agua. Cuando el agua esté templada, sacamos los lomos de bacalao y le quitamos la piel. Desmenuzamos el bacalao y lo reservamos.
  2. Cortamos la patata con la mandolina en la posición de corte fino. Si no tenéis mandolina podéis cortar la patata en rodajas y luego en tiras muy finas. Las ponemos en remojo.
  3. A continuación escurrimos las patatas. Es importante quitar bien el agua, para que no salte el aceite al freírlas. Salamos.
  4. Freímos las patatas, con abundante aceite, en dos tandas, para que no se queden pegadas.  Que queden lo más sueltas posible. Les daremos la vuelta para que no se quemen por debajo. Cuando estén doradas las sacamos y las dejamos escurrir el aceite en un plato con un poco de papel absorbente.
  5. Picamos la cebolla, la zanahoria y el ajo. Primero ponemos la cebolla con el laurel, para que se vaya haciendo. Cuando la cebolla esté transparente, incorporamos la zanahoria y dejamos que se sofría unos 3 minutos. A continuación ponemos el ajo picado. A fuego muy lento (al 3 o 4 sobre 10), dejaremos que se haga el sofrito hasta que el ajo esté dorado, pero cuidado que no se queme. Cuando esté listo retiramos del fuego y reservamos en la misma sartén.